PROGRESO.– A pesar de la inconformidad y las continuas denuncias públicas, no se ha podido impedir que los terrenos baldíos sean utilizados por personas inconscientes como tiraderos clandestinos de basura, poniendo en riesgo la salud de las familias progreseñas.
Muchas personas aprovechen la poca o escasa vigilancia en los terrenos abandonados que se encuentran en varios puntos de la ciudad, los cuales son utilizados para arrojar basura de manera clandestina, sin importar que los residuos generen la proliferación de animales y pestilencia que atenta contra la salud de numerosos vecinos del rumbo. Ese problema se debe más que nada a que los predios baldíos se encuentran en visible abandono, pues al menos un centenar de esos terrenos generan grandes cantidades de basura y desechos, crecimiento de maleza, proliferación de animales como roedores y carroñeros, así como propiciar que se convierta en refugio para drogadictos o malvivientes. Esta situación de riesgo para las familias incrementa por las noches, cuando las calles se vuelven solitarias y oscuras o en tinieblas para el paso de familias quienes de esta forma se exponen al peligro cuando transitan cerca de ahí. Asimismo, los baldíos son utilizados para arrojar clandestinamente residuos domiciliarios y hasta industriales ante la poca o nula vigilancia policíaca, pues son muchas personas las que prefieren tirar su basura en lugares prohibidos que pagar por el servicio especializado Incluso hay predios que están abandonados desde hace años, que se han convertido en refugios para vándalos y drogadictos que ponen en peligro la seguridad de los vecinos del rumbo, quienes en varias ocasiones han manifestado su inconformidad mediante escritos ante el caso omiso de las autoridades. Aunque, al parecer, muchos de estos terrenos cuentan con trámites legales, los dueños no respetan el reglamento que impone la dirección municipal de ecología para mantener limpias sus propiedades.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...