Dos entrenadores del equipo de lucha libre olímpica de Mongolia decidieron quitarse la ropa en señal de protesta durante el enfrentamiento entre el mongol Mandakhnaran Ganzorig y el uzbeko Ikhtiyor Navruzov, luego de que el juez del combate decidiera negarle la victoria al mongol y, con ello, la posibilidad de obtener la medalla de bronce en la categoría de 65 kilogramos, informa Reuters.

Unos segundos antes de finalizar el combate, Ganzorig, quien llevaba la ventaja por un marcador de 7 a 6, evitó hacer contacto con su rival y decidió celebrar antes de tiempo la victoria alzando sus brazos y burlándose de su contrincante. La actitud del atleta, considerada una falta de respeto, fue penalizada, lo que ajustó el marcador a 7-7. Inmediatamente el equipo mongol cuestionó la polémica decisión del juez; y esta acción, para sorpresa de todos, provocó que el uzbeko recibiera otro punto extra.

Una vez finalizada la pelea, sus entrenadores no ocultaron su enfado y decidieron quitarse la ropa y arrojarla bruscamente sobre el tapiz.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...