PROGRESO.– Un día 9 de febrero, pero de 1978, Lorenzo Augusto Mex Jiménez fue ordenado sacerdote en ceremonia eucarística celebrada en la Catedral de Mérida, que presidió el entonces arzobispo de Yucatán, Manuel Castro Ruiz.

Y aunque el festejo de aniversario debió de realizarse ayer, el presbítero Mex Jiménez, originario de Ticul, decidió celebrar estas cuatro décadas al servicio de Dios y de la comunidad en la ceremonia de bendición de la capilla de San Juan Bosco, ubicada en la colonia Obrera, en el sur de Mérida, el pasado miércoles 31 de enero, como informamos.

El festejado es párroco de la iglesia del barrio de San Sebastián —la primera que atiende en una comunidad de Mérida— y de la que depende la citada capilla de San Juan Bosco.

En la celebración, el arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, aseguró que el sacerdote cumplía 50 años de sacerdocio, no 40, según detalla Diario de Yucatan.

El padre Lorenzo Mex explicó a los feligreses que monseñor no se equivocó, pues desde 1968 está al servicio de Dios, año en el que ingresó al seminario conciliar. Diez años después fue ordenado sacerdote.

El período más largo del ministerio del padre Lorenzo ha sido en Progreso como párroco de la Purísima Concepción y San José, atendiendo las comisarías de Chelem, Chuburná, Flamboyanes, San Ignacio, Kikteil, Sac Nicté, Tamanché y Paraíso, además de las capillas de San Telmo, San José, Guadalupe, Niño de Atocha, San Antonio, Perpetuo Socorro y el albergue de ancianos.

Al frente de la parroquia progreseña estuvo 17 años, luego hizo dos como cuasipárroco de Nuestra Señora de la Asunción Poderosa, de la comisaría de Chicxulub.

Durante los casi 20 años de vida sacerdotal en la costa norte de Yucatán, el padre Lorenzo Mex llevó al cabo diversas actividades, siempre buscando el mejoramiento de la vida familiar, juvenil, de los pescadores y la comunidad.

Por citar algunas de las obras que impulsó y que están a la vista, está el comedor parroquial, donde se sirven unas 200 raciones de comida todos los días; el Centro Stella Maris, que nació de la Pastoral del Mar y alberga consultorios donde se atiende a la población de escasos recursos económicos y también se imparten cursos de alfabetización, cocina y repostería.

Al padre Lorenzo le tocó concluir la construcción de la parroquia de la Purísima Concepción y San José, inició la edificación de la capilla del Divino Niño y Sagrado Corazón de Jesús, construyó la capilla de San Felipe de Jesús, remozó las iglesias de Chelem y Chuburná, así como la de San Ignacio, una joya arquitectónica.

En Chicxulub Puerto, el sacerdote católico concluyó la construcción de la capilla de Guadalupe, reconstruyó la iglesia de la Caridad de Cobre, promovió y gestionó los recursos para la construcción de la capilla Stella Maris, ubicada en la zona veraniega de Chicxulub, misma que se edificó con aportaciones de familias de temporadistas.

Ejercicios cívicos como los encuentros de candidatos a un puesto de elección popular fueron promovidos por el padre Lorenzo Mex, eventos que realizaron con pleno respeto de los contendientes, en los que exponían sus ideas y proyectos. El objetivo fue promover la participación social en los comicios.

Comentarios

1 Comentario

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...