MICHOACÁN.– En un halo de misterio aún se encuentra el caso de los 284 tiburones que fueron encontrados tirados sobre la carretera Yurécuaro-Tanhuato, en el estado de Michoacán; la Procuraduría General de la República (PGR) ya atrajo la investigación para determinar si se trata de pesca furtiva o si existe conexión con hechos delictivos de las células criminales que operan en la zona.

Una versión extraoficial de fuentes policiales del municipio de Yurécuaro indica la posibilidad de que algunos de los escualos encontrados hayan sido utilizados por grupos de narcotraficantes para el traslado de drogas, toda vez que por lo menos 42 animales se encontraban abiertos en canal, sin vísceras.

La zona limítrofe de Michoacán y Jalisco es una de las regiones con mayor tráfico de drogas, donde el control lo disputan los cárteles Jalisco Nueva Generación, Los Caballeros Templarios y La Nueva Familia Michoacana

La versión obtenida por Reporte Indigo refiere que algunos de los tiburones con peso estimado entre los 30 a los 120 kilogramos y que aún estaban congelados “tenían señales de haber contenido algo cuadrado en su interior, que pudo haber sido cualquier cosa, pero que lleva a pensar en paquetes de droga”, dijo una de las fuentes.

La zona limítrofe de Michoacán y Jalisco es considerada una de las regiones del centro del país con mayor tráfico de drogas, donde el control ilícito de las mercancías lo disputan los cárteles Jalisco Nueva Generación, Los Caballeros Templarios y Nueva Familia Michoacana, lo que ha hecho que los índices de violencia repunten en forma considerable.

De acuerdo a la PGR, la zona en donde fueron hallados los tiburones se encuentra en el paso de la ruta de trasiego de drogas que conecta al puerto de Manzanillo con la frontera de Tamaulipas, en donde reconoce la DEA que opera una fracción del Cártel Jalisco Nueva Generación, según el informe “Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas”, emitido en octubre del año pasado.

Por esa razón, para algunos de los integrantes de la policía municipal de Yurécuaro existe la posibilidad que los cuerpos de los tiburones hayan sido abandonados a la orilla de la carretera una vez cumplido su cometido.
284 Tiburones fueron encontrados tirados sobre la carretera Yurécuaro-Tanhuato, en Michoacán

Los tiburones, de los que 42 estaban al descubierto y cercenados, y otros 242 se encontraban dentro de costales, fueron dejados a la altura de la comunidad de Monteleón, en donde se presume que mantiene el control delictivo una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Según la información de la policía municipal de Yurécuaro, los animales fueron abandonados entre las cinco y las seis de la mañana del pasado 23 de enero, la mayoría de aún en estado de congelación con visibles “huellas de manipulación a nivel de abdomen”, reveló la fuente.
¿Mercado ilícito o traslado de drogas?

De acuerdo a fuentes de la PGR, se estableció que los 42 tiburones de mayor peso, además de estar abiertos en canal, también presentaban amputación de las aletas dorsales y escapulares, y algunos también fueron mutilados de las aletas caudales, lo que podría apuntar a la posibilidad del comercio ilícito de aletas.

También se estableció que ningún escualo encontrado fue cercenado de las mandibulares, “que es otra de las partes que se cotizan en el mercado negro”, cuyas dentaduras a veces son utilizadas para la elaboración de piezas artesanales y fetiches exóticos de alta demanda en las zonas costeras del país.

Algunos de los tiburones aún estaban congelados y tenían señales de haber contenido algo cuadrado en su interior

Las primeras investigaciones realizadas por elementos de la PGR sobre el caso establecieron que los tiburones fueron trasladados a bordo de una camioneta que fue ubicada en la zona de La Barca, Jalisco.

La hipótesis principal de los investigadores de la PGR refiere que ese vehículo fue objeto de un robo y posteriormente abandonado, pero hasta el momento no se ha confirmado la teoría, por lo que no se ha descartado la posibilidad de un hecho delictivo que involucre el tráfico ilícito de drogas.

Para las autoridades michoacanas el extraño caso de los tiburones aun no queda claro porque la región en que fueron abandonados y encontrados no es una ruta de tránsito para el comercio de productos de pesca, ni ese tipo de especie.

Ana María Olivares González, directora de la Comisión de Pesca del Estado de Michoacán (Compesca), dijo que los escualos podrían provenir de Jalisco por el tipo de especie de la que se trata y porque “en Michoacán es muy poca la pesca de tiburón” y poco el mercado de la carne de éste.
Ya existen antecedentes

Una de las líneas de investigación que maneja la PGR indica que no es remota la posibilidad de que dentro de algunos de los tiburones encontrados en Yurécuaro se haya trasladado drogas. En nuestro país existe el antecedente de la incautación de estupefacientes dentro de tiburones congelados, en hecho atribuibles al Cártel de Sinaloa.

El 14 de junio del 2009 personal de la Marina dio a conocer esta modalidad de trasiego de drogas, luego que incautó 72 tiburones congelados que contenían en su cavidad más de 894 kilogramos de cocaína, los que llegaron a Puerto Progreso, en Yucatán, procedentes de Costa Rica, y que tenían como destino la Ciudad de México.
72 Escualos fueron incautados en 2009 y contenían en su cavidad más de 894 kilogramos de cocaína

El 15 de febrero del 2016, otra acción similar fue desmantelada también por la Marina, cuando de nueva cuenta en Puerto Progreso, Yucatán, dentro de un cargamento de 20 toneladas de pescado congelado se encontraron cerca de 120 kilogramos de cocaína en las cavidades de 37 peces espadas.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...