Conectate con nosotros
20 de Junio de 2024

Opinión

Mensaje de Año Nuevo 2017 de la Parroquia de Progreso

Publicado

el

Normalmente cuando estamos por terminar un año civil en este caso 2016, uno se pregunta: ¿Qué hice de bueno en este año?, ¿ A qué cosas me comprometí cuando inició y pude cumplir?. Y claro iniciando otro año civil 2017, me parece que ya no están estas preguntas por nuestras cabezas, ni mucho menos la incertidumbre acerca de cómo nos va a ir.
Creo que la pregunta ahora es ¿Qué vamos a hacer? o ¿Cómo le vamos a hacer? ante la escalada del aumento de precio de las cosas, la gasolina, el transporte, el pago por el reemplacamiento, más otros gastos y aumentos que se nos vienen por encima. Como se dice ahora la vida es cara y los salarios pobrísimos.
Ante este sentimiento de impotencia aparece también el pesimismo y vamos perdiendo la alegría. El otro día en las redes sociales me llamo la atención una frase que decía: “si pudiera me bajo de este planeta”, pero pues eso es imposible.
Todo parece estar mal. Sin embargo nuevamente recordemos la buena noticia de estos días y volvamos la mirada a ese niño Dios, que vino al mundo a salvarnos, a llenarnos de alegría, fe, amor pero sobre todo de esperanza cristiana.
El Evangelio que escucharemos en la misa de año nuevo será el de san Lucas que dice: “Los pastores volvieron a sus campos, alabando y glorificando a Dios por todo cuanto habían visto y oído” (Lc. 2, 20). En otras palabras regresaban a sus tierras llenos de alegría pero sobre todo de esperanza.
Nosotros de igual manera tenemos que regresar a nuestras labores cotidianas no sólo con optimismo sino más bien llenos de esperanza. Porque el optimismo se acaba pero la esperanza en Dios no defrauda. De ahí la insistencia de tener y aceptar a Dios en nuestras vidas. Cada vez se hace más urgente convertir el corazón a Dios e ir por su camino para encontrarlo. La vida es hermosa si tenemos a Dios.
En la vida siempre tendremos momentos alegres, felices, tristes, llenos de incertidumbre. Todo esto nos desanima. Pero recordemos que Dios camina con nosotros. Podemos estar seguros que Dios está junto a nosotros, camina con nosotros, no nos deja solos. Aunque a veces nosotros nos alejemos.
Por eso iniciando el 2017, pidamos a Jesús niño, y a su santísima madre la Virgen María, que nos llenen de esperanza. El Papa Francisco dice acerca de la esperanza: “La esperanza cristiana es una virtud humilde y fuerte que nos sostiene y hace que no nos ahoguemos en las tantas dificultades de la vida”.
Esforcémonos por estar unidos, en los momentos alegres y festivos pero sobre todo en las situaciones difíciles. Bien vale la pena que en el 2017 luchemos por la unidad y la esperanza. Unidos y en esperanza nada ni nadie podrá vencernos. Unidad en la familia, en la parroquia, en la comunidad, en la escuela, en el trabajo en la diversión, etc. Dejemos a un lado nuestro egoísmo y soberbia para que podamos vencer y perseverar hasta el fin.
Jesús pues nos ofrece vida, y vida en abundancia.
Que la santa Madre Dios la Purísima Concepción interceda pues por nosotros en este 2017 y nos llene de sus bendiciones.
Termino con un pasaje del Libro de los Número que dice: “El Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor te mire con benevolencia y te conceda la paz”. (Núm. 6, 24-26).
Feliz año 2017 llenos de esperanza.

Pbro. Francisco Mukul Domínguez.
Párroco.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
1 Comentario

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO