Conectate con nosotros
01 de Julio de 2022

Noticias

Surgen dudas en torno al Sendero Jurásico de Progreso

Publicado

el

INTEGRANTE Y EX PRESIDENTE DEL CONSEJO MUNDIAL DE INGENIEROS CIVILES ABORDA DIVERSOS TEMAS EN TORNO AL PROYECTO DEL NUEVO PARQUE TURÍSTICO DE ESTE PUERTO

El Ing. Alfonso González Fernández


PROGRESO.– El ingeniero Alfonso A. González Fernández, Past Presidente del Consejo Mundial de Ingenieros Civiles (WCCE), cuestionó diversos aspectos en torno al nuevo parque Sendero Jurásico, que desde la semana pasada comenzó a funcionar en este puerto.
A través de un artículo publicado este martes en el Diario de Yucatán, el profesional expone diferentes temas en torno al citado proyecto, que este mismo recibió luz verde por parte de los diputados del Congreso para el cobro de las tarifas para los visitantes de ese recinto.
Entre los puntos que llaman la atención, y de los cuales el Ayuntamiento de Progreso no ha proporcionado información detallada, se encuentran el tema del impacto ambiental que generará el parque en la zona de la ciénaga, así como el tema de la invasión de terrenos de zona federal en todo se sector, el cual se está escondiendo en su opinión, así como la situación de los patrocinios, pues las autoridades no han aclarado cuál será el destino detallado de lo que recaude el nuevo parque.
(Como informamos, el Sendero Jurásico fue construido con dinero de empresarios particulares que lo donaron al Ayuntamiento. Se ha señalado que unas 60 empresas donaron unos $8 millones de pesos para la construcción de ese espacio, pero no se reveló a cuenta de qué lo hicieron o cuál será su beneficio real, ni tampoco se ha transparentado con detalle el manejo de ese dinero, al menos no se ha hecho público.
El Ing. González también menciona un tema importante como lo es la seguridad para los visitantes, pues el autor del artículo señala que no hay un estudio vial certificado que garantice la seguridad de la gente que acude a ese sitio, pues está en pleno libramiento vial en el entronque con Chicxulub Puerto.
-Cabe señalar que durante las recientes visitas escolares de alumnos de Chicxulub Puerto, los menores tuvieron que cruzar la calle sin ninguna vigilancia policíaca ni personal que los apoyara con el cruce-.
El artículo, titulado «Postales jurásicas actuales», es el siguiente:

Recientemente se ha inaugurado la infraestructura correspondiente a una obra que supuestamente será para el solaz, esparcimiento y reminiscencias de una época en la que los dinosaurios tuvieron su mayor auge y en la cual el enorme impacto de un meteorito en la localidad progreseña de Chicxulub fue suficiente para extinguir todo lo que existía en el mundo.

Es menester hacer una extrapolación de ese momento y una analogía del evento para tratar de poner en el contexto actual las consecuencias de un suceso que impacta el equilibrio de la naturaleza y la sustentabilidad con las consecuencias y patologías que hoy día son un compromiso global que debemos atender a detalle, para garantizar su adecuada conservación y evitar daños al medio ambiente.

Protocolos. Existen un sinnúmero de tratados, convenios, normas, leyes, reglamentos y demás que tienen que ser aplicados para cumplir con el propósito de sustentabilidad, sin olvidar el compromiso particular que tenemos que cumplir todos.

Congruencia

La congruencia entre las palabras y los hechos tiene que ser realidad y no solo difundir mediáticamente información al respecto, como si se estuvieran cumpliendo todos ellos, cuando la realidad nos demuestra que no se exige y menos se vigila el cumplimiento que la Ley obliga a los responsables de aplicarla o cuando menos a dar transparencia a lo que se hace en este asunto tan importante y delicado.

Siempre defenderemos y promoveremos inversiones que actúen como elementos catalizadores que logren impulsar y favorecer el crecimiento sostenible, es decir, que cumplan ambiental, política, social y económicamente para garantizar que todos seamos favorecidos por las mismas y abonar a la conservación y preservación de nuestros recursos para las futuras generaciones.

En atención y coherencia al cumplimiento de todo lo anterior, ante el desafío que la inserción de una obra como la denominada “Paseo Jurásico” que tiene variados y heterogéneos impactos, y partiendo de que, a falta de información, así como ofreciendo el beneficio de la duda en tanto se transparente ello a la brevedad, estamos obligados a poner sobre la mesa algunos conceptos que tienen que ser debidamente resueltos.

Legitimación. Toda autoridad, sin distingo del nivel u orden de gobierno al que pertenezca, tiene que cumplir con lo que las leyes le ordenan, a diferencia de los particulares que podemos hacer todo lo que la Ley no nos prohíbe.

A pesar de sencillo y llano, a veces encontramos monstruosos errores que pretenden ser ingenuos o involuntarios, cuando en realidad atienden otros poderosos motivos con objetivos distintos, que hasta podrían imaginarse como de lucimiento, promoción electorera o futurismo para mantenerse en otro cargo o hasta la primera silla estatal.

Sin distingo del orden, pues todos tienen la misma importancia, al menos debemos conocer lo siguiente:

a) Plan Municipal de Desarrollo. Toda autoridad, tiene la obligación de realizar y presentar a la ciudadanía, cumpliendo con todas sus etapas, un documento que se conoce como “Plan Municipal de Desarrollo”.

Es una especie de herramienta para que la sociedad y el gobierno decidan de manera sostenible cómo aprovechar el territorio y sus recursos.

De ser así, entonces no puede existir ninguna idea, por innovadora o genial que parezca, que no haya sido aprobada sin el conocimiento y consentimiento de la sociedad.

Entonces este Sendero ¿existe y está aprobado en el PMD?

b) Corrida financiera. Como cualquier inversión formal que se realice, el primer paso luego de la inspiración o sueño que se tenga lo inevitable es hacer un ejercicio matemático para conocer la cuantía de la inversión, el plazo de ejecución y el período de recuperación. Entendiendo que, hasta la cultura y el arte, son mensurables.

Nadie puede atreverse a invertir si no conoce los números del proyecto y mucho menos acudir a pedir autorizaciones que debieron tenerse antes para lograr su autorización.

c) Patrocinadores. No hay duda de que existen almas caritativas y quienes financian con sus propios recursos diversas actividades a través de fundaciones con mecanismos de fiscalización tributaria bien establecidos a fin de dejar debida constancia del manejo de esos dineros.

Igualmente se rumora que existen otros que, con la bandera de “benefactores desinteresados”, colaboran “de buena voluntad y sin presiones” a la realización de cualquier proyecto. Sin embargo, urge conocer los montos y los asientos contables al ser una inversión pública y bajo que contraprestación colaboraron.

d) Estudios de Impacto Ambiental. Este instrumento tiene como punto de mira, conocer, prevenir, mitigar y restaurar los daños que una obra tendrá en el medio ambiente.

e) Ocupación de la Zona Federal Marítima costera y ganadas al mar. La regulación de los terrenos que se rellenan tiene cánones específicos para las ciénagas, que siendo de los ecosistemas más frágiles, es impostergable conocer cómo se ha resuelto la probable obstrucción de los flujos hidráulicos y la eventual pérdida de las charcas interiores y sus consecuencias para con todas las especies que ahí habitan y la contaminación por desechos.

f) Desbordamiento de la zona urbana. Un punto de quiebre y que se está soslayando o escondiendo es el desbordamiento del crecimiento hacia el Sur de una zona que carece de la más mínima planeación urbana.

La invasión de esta zona, que no tiene certeza en la tenencia de la tierra, ni un programa de planeación urbana, es un enorme peligro al que se expone el municipio, sin haber resuelto aún la falta de tierra urbana. Los especuladores y agitadores, presentan una grave amenaza pues verán propicia la caída de los límites existentes para sus inescrupulosos motivos.

g) Seguridad. Es inminente el peligro que hoy se tiene en la zona de impacto de esta obra. Tal como hoy se encuentra, no existe ningún tipo de seguridad tanto para los que habitualmente transitan esa zona como mucho más delicado resultará a quienes se atrevan a asistir, pues no existe un plan de manejo vial certificado que garantice a peatones y vehículos una segura forma de atravesar la zona, sin olvidar la invasión de ambulantes.

Especialistas

h) Movilidad sustentable. Este asunto tiene que ser resuelto por los especialistas, a fin de garantizar y brindar facilidades de accesibilidad inclusiva y segura. La habilitación y relleno (¿tendrá permiso?) del terreno que han determinado como estacionamiento, dista al menos 300 metros de la entrada.

i) Zonas de sombra. A toda obra emplazada en zonas descubiertas, por cuestiones de salud, se le exige que habilite o establezca a determinadas distancias zonas de sombra para que sea posible una pausa y evitar daños al organismo.

Así las cosas, existen muchos más asuntos que merecen ser transparentados para que podamos evitar tener el fin que tuvieron los que habitaron la era Jurásica, solamente que, a diferencia de aquellos, nosotros sí estamos conscientes y viendo lo que se avecina.

Corolario. “Actuar para evitar catástrofes ambientales es un deber ciudadano inaplazable”.— Ciudad de México.

Ingeniero Alfonso A. González Fernández

Consejo Mundial de Ingenieros Civiles (WCCE). Past president

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO