MÉRIDA.– La Arquidiócesis de Yucatán presentó este día un nuevo decreto sobre la celebración de algunos sacramentos: Bautismo, Primera Comunión, Confirmación y Matrimonio.

CONSULTA AQUI EL DECRETO COMPLETO

Uno de los objetivos de este decreto -según se informó-, es fomentar, según el Espíritu mismo que anima toda la liturgia sacramental de la Iglesia, la inserción y participación en la vida comunitaria. Es decir, que la participación en los sacramentos de la Iglesia nos lleve a vivir en comunión con Cristo y, por lo tanto, nos impulse a formar su cuerpo.

Es un deber, una obligación del Obispo cuidar que el alimento de los sacramentos llegue con toda su eficacia al pueblo de Dios encomendado a su cuidado.

Otro de los objetivos es, como ya se ha mencionado anteriormente, facilitar a los fieles su recepción sin descuidar lo esencial. Algunos de los elementos que se considera importante en este decreto, tienen que ver con la necesidad que tienen los fieles de toda la Diócesis, de solicitar hasta la “Notaría Diocesana” algunos documentos.

Se pretende que en cada parroquia exista una “Notaría Parroquial” para que desde ella los fieles realicen todos los trámites correspondientes. Lo cual ha llevado a la edición de nuevos libros parroquiales de los sacramentos del Bautismo, Confirmación y Matrimonio; también se han actualizado todos los formatos de actas, certificados y comprobantes.

Por lo tanto, las presentes normas entrarán en vigor el 27 de noviembre de 2016, primer domingo de Adviento.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...