Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Conectate con nosotros
13 de Diciembre de 2019

Cultura

Progreso es una esperanza, de recuerdo y nostalgia: Fernando Ávila Prado

Progreso Hoy

Publicado

el

EL PINTOR, POETA E HISTORIADOR PRESENTA SU NUEVO LIBRO «MITOS, MISTERIOS E HISTORIAS DEL MAR» EN EL MARCO DEL 148 ANIVERSARIO DE PROGRESO

PROGRESO.— Este puerto cumple hoy lunes 148 años de su fundación, merece mejor suerte, le falta que los habitantes tengan mayor conciencia y orgullo de nuestra identidad de progreseño, llamarlo orgullosamente Progreso, y no Puerto Progreso, que es una aberración de los huaches”, dice el pintor, poeta, escritor e historiador Fernando Alfonso Ávila Prado.

“Esta ciudad y puerto se fundó en el antiguo rancho pesquero y cocotero que se llamaba Progreso, nombre que se le quedó y así se le debe continuar llamando, como lo hizo el fundador don Juan Miguel Castro Martín”, añade “Favila”, quien fue director de la Casa de la Cultura de 1995 a 1998.

“Progreso es una esperanza, de recuerdo y nostalgia; cumple un año más y su principal motor económico es la pesca, pues la terminal remota es un negocio privado”, expresa en entrevista publicada por Diario de Yucatán.

“Progreso no solo debe ser noticia de cruceros y nota roja, pues tiene mucha historia; solo hay que rasgar los muros de los vetustos edificios para que salga la historia y contarla para que las actuales generaciones la conozcan y se sientan orgullosos de ser progreseños”.

Dice que en Progreso están desapareciendo los espacios históricos; la ciudad tuvo teatros, como Variedades, Paté, Principal, Uxmal, Tropical, y Ágora. “Hace falta que la Casa de la Cultura cumpla con su cometido, pues está llena de oficinas”.

Considera que el vetusto y olvidado edificio del ex Casino de Progreso, en la calle 31 con 74, es el lugar ideal para instalar un museo, con una galería de arte, teatro y centro cultural.

“Se podría realizar un concurso de literatura, convocar a poetas y cuentistas de toda la costa, y así poner a Progreso en la Filey”, añade. “También se podrían organizar festivales de cocina costeña, invitar a cocineros desde Contoy a Campeche, y de artesanos para exponer sus trabajos de madera.

“Y, de igual manera, exposición de dulces de coco, como los que se elaboran en Chelem, Chuburná y Telchac Puerto”, abunda.

Como parte de los festejos del 148o. aniversario del puerto, Ávila Prado presentará el sábado 6 a las 10 a.m., en la Casa de la Cultura, su libro “Mitos, Misterios e Historias del Mar”, de los cuales el 85% fueron publicados en el Diario de Yucatán.

De 93 páginas, el tiraje es de 1,000 ejemplares. Fue patrocinado por el empresario Manuel Sánchez González.

La portada es de un pirata con una linterna iluminando la negrura de la noche de donde salen los misterios del mar y noche marina.

El libro tiene imágenes de fantasmas caribeños, cuadros costeros, el traslado de lanchas al mar usando troncos de madera.

Cuenta la historia de la casona de la Flor de Mayo, las antiguas casas de madera, así como del rumbo de Yaxactún. Es un libro, fragmento de lo que fue Progreso, está escrito en prosa, versos y textos combinados, es resultado de una labor de 15 años.

En la presentación del libro están invitados Jorge Álvarez Rendón, Miguel Vera Lima, cronistas de Mérida e Izamal, respectivamente; el historiador Andrés Novelo Álvarez, nieto de Victoria Córdoba Carbonell, quien trajo de Francia la estatua de Juan Miguel Castro elaborada en mármol de Carrara.

Progreso, afirma Ávila Prado, se fundó con familias que llegaron de Mérida y otros pueblos, y con el paso de los años, con el comercio marítimo arribaron y se asentaron italianos, como Blas Adiego, los Amalfi, chinos, gallegos…

Una de las familias fundadoras de la ciudad, dice, fue su tatararabuela Bartola Dorantes de Rodríguez de la Gala, casada con el capitán Domingo Rodríguez de la Gala. Los esposos tuvieron dos hijas, Canuta y Pastora, la segunda falleció en este puerto por la peste.

LA ANÉCDOTA…

Juan Miguel Castro Martín, fundador del puerto que hoy lunes cumple 148 años, instaló una destilería de ron en un predio de la entonces calle 30 (hoy 80) con 29 del centro de la ciudad.

Entre las actividades que realizó en la ciudad, la de la destilería es poco conocida.

Pedro Castro Pena, español que vivió durante muchos años en este puerto, le contó al pintor Fernando Ávila Prado que el fundador del puerto se dedicó a la venta de ron en este puerto e instaló su fábrica en lo que hoy es la esquina de “El Gallito” y donde ahora están la cantina “La Selva” y un expendio de vinos, cervezas y licores.

Castro Martín importaba mamey de La Habana, Cuba, vía barco; por el color y el sabor de la fruta, la usaba para fabricar ron, cuyo nombre no recordó Castro Pena, según dice Ávila Prado.

Castro Pena le contó al pintor que dos años después de la fundación de la ciudad, por 1873, la peste azotó a Yucatán y la naciente ciudad de Progreso no escapó de la epidemia: los habitantes cayeron víctimas de la enfermedad y en carretas, incluso moribundos, los llevaban a sepultar al cementerio.

En las esquinas de las calles de la ciudad se colocaban barricas con ron para que los habitantes lo tomen, pues en aquel entonces se dijo que era para evitar contraer la peste que estaba diezmando a la población.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Cultura

Arqueólogos del INAH hallan túnel de más de mil años de antiguedad en Uxmal

Progreso Hoy

Publicado

el

MÉRIDA.– Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron un pasaje tapiado en el Palacio del Gobernador, en la Zona Arqueológica de Uxmal, que mide 25 metros de largo y que estiman, data de entre los años 670 y 770 de nuestra era, cuando floreció el estilo Puuc Temprano.

Asimismo se hallaron un mascarón de Chaac y vestigios de tres antiguas escalinatas. Actualmente, los arqueólogos José Huchim y Lourdes Toscano dirigen el Proyecto Uxmal, que consiste entre otras cosas en trabajos de restauración en el palacio ubicado en el estado de Yucatán.
Un pasadizo “escondido”

En la edificación quedaron al descubierto un par de arcos mayas correspondientes a los extremos del pasaje abovedado, cuya temporalidad es, al menos, 200 años anterior a la de su superestructura. El pasadizo, de 25 metros de largo, no solo cambia la idea visual y la lectura que se tenía del Palacio del Gobernador, sino, en palabras de los expertos, se convierte en una de las pocas huellas monumentales que se tienen en la urbe de ese primigenio estilo arquitectónico.

“En Uxmal, el estilo Puuc Temprano (caracterizado por cortes finos en la roca caliza y acabados austeros) se descubrió con el paso del tiempo por otras construcciones, a diferencia de otras zonas de la región, como Labná o Kabah, donde se encuentra expuesto”, señala Toscano.

Hallazgos revelan teorías sobre Uxmal

De este modo el hallazgo de los arcos (simétricos en sus 7 metros de altura y 2.50 de ancho) esclarecen dos aspectos: por un lado, la evolución estética que derivó en el estilo Uxmal Tardío (850–950 d.C.), cuyos máximos referentes son el Palacio del Gobernador y el Cuadrángulo de las Monjas; y, por otro, prueba que ya en el siglo VIII “los pobladores de Uxmal erigían edificaciones increíblemente complejas”. La conjunción de los nuevos datos con los registrados en temporadas previas, como la que en 2014 ubicó un pasadizo similar en el sector noreste del palacio, “nos permite saber que el edificio previo a este estaba dividido en tres segmentos que fueron enlazados por estos pasillos abovedados para facilitar el tránsito tanto en su parte superior, como al nivel de la Gran Plataforma”, detalla la investigadora.
¿Cómo encontraron el nuevo pasaje?

José Huchim, director de la Zona Arqueológica de Uxmal y de la Ruta Puuc, refiere que la localización del nuevo pasaje fue posible gracias a décadas de experiencia en la restauración de la arquitectura Puuc, ya que, a lo largo de 20 años, formó un equipo de trabajo experto, tanto en excavación, como en la restitución al edificio de las piedras que han caído de él.

En esta temporada participan 45 hombres y mujeres de localidades vecinas a Uxmal.

Una parte importante de ese trabajo es la excavación cuidadosa de las partes derrumbadas, esto “implica eliminar sedimentos y otros materiales vencidos hasta encontrar las piedras de recubrimiento”, las cuales se estudian y clasifican para que, mediante la técnica de anastilosis, puedan volver a colocarse en su sitio original.

Huchim describe que, durante acciones de limpieza y exploración del basamento, se reconocieron piedras bien acomodadas que no tenían la apariencia de los materiales del núcleo. Se limpiaron cuidadosamente y se identificaron como la cornisa de un edificio que pertenecía a un periodo anterior. Tras explorar la cornisa se encontró la tapa de una bóveda y, al continuar descendiendo, liberaron totalmente el arco maya y los muros que lo sostienen. Los arqueólogos notaron que, en la moldura media de la fachada y en el zócalo del arco, hacían falta piedras de recubrimiento, mismas que fueron arrancadas de forma intencional pero respetuosa al momento de enterrar la subestructura.
Evidencia de ceremonias complejas

“Este hecho es importante, pues los mayas creían que los edificios tenían vida, de tal manera que cuando dejaban de ser útiles eran ‘matados’ a través de un ritual reverencial.

Por lo mismo, no descartamos que en los pisos de ambos accesos del pasillo encontremos ofrendas que evidencien esas complejas ceremonias.

“Los mayas al igual que otros pueblos mesoamericanos, no demolían los edificios cuando dejaban de utilizarlos. “Eran moradas del linaje y se utilizaban para cimentar otros edificios o como tumbas. Gracias a esa costumbre los arqueólogos pueden conocer las tradiciones arquitectónicas de un sitio”.

Hallan mascarón de Chaac

Sobre otros hallazgos registrados en la actual temporada de trabajo, José Huchim menciona dos vestigios: un mascarón de Chaac, deidad maya de la lluvia, y restos de tres escalinatas que, en otro tiempo, dieron accesos adicionales al edificio principal del Palacio del Gobernador.

“La clausura de estas escalinatas, aunada a datos recopilados anteriormente, nos permite suponer que hacia el siglo X, cuando Uxmal entró en conflicto con Chichén Itzá, fue necesario modificar los edificios, principalmente restringiendo accesos como una medida para proteger al soberano del linaje Puuc, ante una invasión de los itzaes”.

En tanto, el mascarón de Chaac se encontró en la esquina sureste del edificio visible al público.

Huchim y Toscano apuntan que, de acuerdo con los patrones de diseño y la simetría que distingue a la arquitectura maya, se puede deducir que en ese flanco existía un mascarón.

Los otros aparecieron al noroeste y al noreste, respectivamente, por los arqueólogos Alberto Ruz, en 1949, y Ricardo Velázquez a finales de la década de 1990.
Todavía hay más por descubrir

Los investigadores del Centro INAH Yucatán concluyen que la actual temporada de campo (la segunda dentro de las cinco que contempla el Proyecto Uxmal), finalizará en enero.

Posteriormente, la explotación continuará abocada a dos frentes: el estudio de las múltiples ocupaciones de Uxmal y la consolidación del basamento del Palacio del Gobernador. A futuro, se hará limpieza y conservación en la fachada y el interior del palacio.

Continuar leyendo

Cultura

Realizarán en Mérida la edición 41 de la Muestra Nacional de Teatro

Progreso Hoy

Publicado

el

Yucatán fue seleccionado para recibir la jornada escénica más importante del país, como resultado de los esfuerzos del Gobernador Mauricio Vila Dosal, a través de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), de profesionalizar y promover la creación local.

La edición 41 de la Muestra Nacional de Teatro (MNT), que organizan la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), en coordinación con la dependencia estatal, se realizará en noviembre de 2020.

El anuncio se oficializó al concluir la entrega de la Medalla “Xavier Villaurrutia” al escenógrafo Arturo Nava, en el teatro “Hidalgo” de Colima, en voz de la directora del Inbal, Lucina Jiménez López, la noche del 30 de noviembre, en la clausura de la 40 MNT.

Para esta edición, las obras yucatecas seleccionadas fueron “El día de ir y venir”, del Sótano Colectivo Teatral, bajo la dirección de Alejo Medina, y “El silencio que abrasa”, a cargo de Ariadna Medina y Juan de Dios Rath, de Murmurante Teatro.

Esta jornada, que inició en 1978, es un espacio de representación donde convergen creadores, críticos y programadores de teatro, en la que Yucatán tiene cada año presencia notoria, por la calidad de las obras que presenta y que son escogidas por convocatoria.

La MNT propone aprovechar la fuerza que puede tener la acción comunitaria desde el territorio teatral, tomando en cuenta sus distintos enfoques, con diferentes teorías, prácticas y tradiciones, para conocer nuestras distintas realidades. Asimismo, el esquema de participación en la Muestra da la oportunidad a personas becarias y creativas de ser parte de los trabajos a lo largo de una intensa semana, con talleres, conversatorios y conferencias.

Mérida fue sede en 2000, cuando recibió más de 20 puestas en escena en los principales teatros de la ciudad; a 20 años de distancia, cuenta con suficiente infraestructura, además de espacios alternativos, para el óptimo desarrollo de esta jornada que reúne a artistas de toda la nación.

La vocación a esta disciplina en el estado es tan fructífera, que actualmente conserva su teatro regional como parte del patrimonio cultural y artístico, hecho que lo ha colocado entre las entidades con mayor producción escénica en la nación durante los últimos años.

Continuar leyendo

Cultura

El Primer Festival de Jazz de Yucatán llega al malecón internacional de Progreso

Progreso Hoy

Publicado

el

PROGRESO.– El sábado 23 de noviembre, el Malecón Internacional será sede para presentar uno de los cuatro magnos conciertos que ofrecerá la Secretaria de Cultura y las Artes de Yucatán (Sedeculta), a través del Primer Festival de Jazz «Resonancias», esto en coordinación con la Dirección de Cultura.

La titular de dicha dependencia municipal, Elvia González Palomo, resaltó que Progreso recibirá la grata presencia de destacados intérpretes, compositores y músicos, quienes compartirán sus ideas sonoras y líricas el sábado 23 de noviembre, a partir de las 5 de la tarde en el malecón internacional.

Como la agrupación “Esencia Mestiza”, que presentará la fusión de música tradicional mexicana con elementos jazzísticos, sonidos prehispánicos y ritmos afrocubanos que representan la más pura esencia del sentimiento latinoamericano.

El colectivo “Bahía de Ascenso” que en colaboración con la joven la cantante, instrumentista y compositora, Ganavya Doraiswamy presentarán al público sus más sofisticadas composiciones, a través de sonidos y ritmos inspirados en géneros como rock, música electrónica, jazz, música africana, improvisación libre y experimentación sonora.

En tanto que el pianista Héctor Infanzón compartirá lo más nuevo de su propuesta musical, la cual, ha sido reconocida en escenarios y festivales importantes, como el Singapore Jazz Festival, Java Jazz Festival en Yakarta, Indonesia, Orange Peel Jazz Club, Peel Fresco, Backstage Club y Fringe Club en Hong Kong, por mencionar algunos.

En ese sentido, la funcionaria municipal invita a los habitantes a darse la oportunidad de conocer otro tipo de música y, a quienes suelen apreciar el jazz, a no dudar en asistir, pues además del concierto, habrá un ambiente familiar en los alrededores del malecón.

“En cuanto el alcalde, Julián Zacarías Curi, supo de la oportunidad de traer este concierto, no dudo en brindar el apoyo a SEDECULTA; él sabe que este tipo de manifestaciones artísticas son enriquecedoras para los habitantes, esperemos que la gente se dé la oportunidad de asistir y disfrute de todo el festival”, concluyó la funcionaria municipal.

Cabe mencionar que el Festival de Jazz «Resonancias» se presentará del 22 al 24 de noviembre también en otras sedes, como son Mérida, Valladolid e Izamal. Todos los eventos son de entrada libre.

Continuar leyendo
Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO